drones

Internet de los Cielos impulsado por drones

Los drones o vehículos aéreos no tripulados tendrán un papel protagónico en la cuarta revolución industrial.

Las aplicaciones de uso apunta a una diversidad de aspectos para las organizaciones en un futuro sostenible, de acuerdo con Graham Trickey, Gerente del IoT en la GSMA, en una entrevista para Gemalto.

“Al agregar módems celulares a los drones con una tarjeta SIM o un SIM incorporado, mejorará radicalmente la situación y la capacidad de los drones de realizar vuelos autónomos seguros”, aseguró Trickey.

En los años pasados, el despliegue de drones para aspectos informativos, de reconocimiento en zonas de desastres o en la proveeduría de medicamentos en zonas remotas, han comprobado la utilidad que estos generan.

Las posibilidades de expansión a otros aspectos específicamente en materia de comercialización apuntan a la entrega de productos comerciales. Amazon y WalMart han sido pioneros en la propuesta de su implementación.

“Quizá lo más interesante de las soluciones de punto a punto es la entrega de productos sensibles al tiempo o valiosos, como muestras de sangre o resultado de estudios de un hospital a otro”, agregó Trickey.

Este tipo de proyectos ya tiene funcionalidad en República Dominicana, bajo el concepto de Drones para la Salud y permite la entrega de medicamentos o resultados médicos a poblaciones remotas.

En 2016, Amazon anunció la primera entrega exitosa con drones en Reino Unido, al tiempo que realizaba pruebas en otros países para transformar el retail con Prime Air. 

Otras aplicaciones para los drones se orientan a la agricultura para controlar y administrar la producción de los cultivos, así como en la industria energética para inspecciones de alta calidad en tiempo real, lecturas térmicas de cables, gasoductos o torres de transmisión.

En El Salvador, Drone X provee sus tecnología para que el cultivo de la caña sea más rentable mediante la aplicación precisa de químicos y con riesgos de contaminación y uso de agua mínima, al igual que los costos asociados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *