Blockchain, un aliado del marketing

Aunque es un término que busca acuñarse en el vocabulario cotidiano, el blockchain, o cadena de bloques, pretende, entre otros aspectos, dar respuesta a aspectos de seguridad, veracidad y transparencia en el manejo de datos.

El concepto no es nuevo. En 2008 alcanzó un nivel de exposición superior cuando comenzó a hablarse de Bitcoin, una de las primeras criptomonedas que en la actualidad sigue perfilándose como una posible opción monetaria. Sin embargo, no se restringe solo a este tema.

Blockchain tiene un futuro promisorio en la economía global. Se trata de grandes bloques de datos que están distribuidos en varios repositorios y conservan elementos como cantidades, fechas y usuarios, etc. A escala global, blockchain aplicado al marketing se lo ve como un aliado.

De acuerdo con N-Economía, 85% de las empresas espera que esta tecnología se desarrolle y robustesca, mientras que solo un 14% está trabajando con ello, y a penas un 1% opera y admite pagos con criptomonedas.

A esta tecnología se la considera como un notario que valida la recolección de datos en intercambios, además de ofrecer agilidad, veracidad y eficiencia como sus grandes ventajas de inalterabilidad de los registros, los cuales solo pueden ser agregados. Ese aspecto otorga un mayor nivel de seguridad si se le compara con recursos tradicionales para comercio electrónico.

Algunas barreras para la aplicación de los bloques de datos están relacionadas con la percepción de que implica grandes costes de implementación, aunque en realidad un reto mayor es el cambio de cultura organizacional en su utilización para todas las áreas del negocio, sobre todo para la de comercio electrónico.

Otro gran obstáculo es el referente a la propiedad de los datos, ya que blockchain permite a los ciudadanos ser parte de su información y las cuotas que permitan de ella. Desde una óptica de mercadeo, se podrían diseñar estrategias de ventas a la medida, en lugar de volcar grandes cantidades de información que le resultan innecesarias a las personas. Otras barreras toman en consideración temas altamente sensibles, como el fraude o las brechas de seguridad, pese a que blockchain ofrece mucha seguridad.

Pese a todo lo anterior, las empresas de marketing deben tener en cuenta que la información que se comparte está encriptada, la validan los involucrados en la cadena y que blockchain se puede aplicar a diferentes transacciones, además de eliminar a los intermediarios o validadores externos de las operaciones, algo que les beneficiaría por la reducción de costes o al acortamiento de tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *