Opinión: El camino hacia los negocios digitales

Antes de la Web -¡sí, hubo un tiempo que no había Web!-, se trabajaba básicamente en la automatización de procesos y relaciones entre las personas. Las tecnologías disponibles eran los ERP y los CRM, con los cuales se buscaba construir relaciones que generaran mayores ventas o redujeran los costos.

Aparece la Web y con ella un desarrollo importante que ha permitido avanzar en tres peldaños en esta ruta hacia el negocio digital. El primero se dio con la aparición de las tecnologías de Internet y la digitalización, permitió extender las relaciones establecidas hacia nuevos mercados o geografías. El manejo de relaciones con clientes cobra una nueva dimensión al extender la geografía.

El segundo de esta trilogía lo compone el mercadeo digital. Si el anterior optimizaba los canales, este se enfoca en optimizar las interacciones entre las personas, entre los negocios, y entre las personas y los negocios. Se construyen relaciones más profundas con los clientes y el uso de la analítica se aplica aprovechando tecnologías móviles, los grandes datos y las redes sociales.

Es en este peldaño donde debería estar la mayoría de las empresas para darle cimiento al siguiente, a los que se vienen rápidamente para construir el negocio digital. Sin embargo, todavía vemos muchas empresas que no han entendido lo que la Web y sus tecnologías proveen.

Estos son requisitos para poder incorporar lo que se ha llamado la “tercera plataforma” donde debemos explotar la movilidad, los grandes datos y las redes sociales, donde todavía muchas menos empresas han incursionado con estrategias exitosas. En este punto, aunque la tecnología es el vehículo indispensable, lo que realmente importa es una orientación de la empresa hacia la utilización de esta para construir relaciones más profundas.

Si usted todavía no está aquí, no siga leyendo. Debe cubrir estos pasos antes de abocar su empresa hacia un negocio digital que posteriormente se convertiría en autónomo.

En el negocio digital incorporamos la Internet de las cosas, los sensores, impresión en 3D, máquinas inteligentes y muchas tecnologías que se irán consolidando para construir nuevos modelos de negocio.

El último peldaño es el de los negocios autónomos, donde el enfoque es en cosas inteligentes y semiautónomas convirtiéndose en el cliente principal. Esto permitirá maximizar la retención de las relaciones a través de las cosas. La robótica, las máquinas inteligentes y la automatización serán las tecnologías que impulsen los negocios en este peldaño.

Si los primeros peldaños exigen una inversión fuerte en tecnologías informáticas e infraestructura, los últimos exigen una inversión fuerte en estrategia y decisión gerencial para aprovechar las bondades que nos brindan. No hacerlo podría generar una desaparición de su negocio.

Reiteramos que no es factible saltarse hacia el último peldaño, ya que se requerirá los cimientos de los anteriores como pilares para su construcción. ¿En dónde se encuentra su empresa? ¿Ya tiene el plan listo para avanzar?

José Camilo Daccach T.
Gerente
DELTA Asesores
Autor y Editor de El Reporte DELTA
www.deltaasesores.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *