Videovigilancia: el ojo de IoT

Seguir leyendo

 

Las ciudades inteligentes, en donde se integran transporte público,  negocios y servicios, por mencionar algunos aspectos, hallan en la videovigilancia un ojo para el Internet de las Cosas.

Por mencionar algunos aspectos, se puede aplicar al retail con analítica, a la banca, a la educación o los procesos industriales, y tener como objetivos evitar puntos ciegos al tiempo o reducir los costos de infraestructura.

“Las cámaras hacen muchas cosas, no solo monitorean, sino además realizan otras acciones, como el conteo de personas que ingresan y salen de un lugar para luego generar un reporte de ventas a partir de esos datos; pero se puede ampliar más, por ejemplo a un centro comercial, una ciudad o un país”, indicó Jessica Cheng, gerente de ventas regional de Vivotek

Los equipos de videovigilancia responden a las distintas condiciones de iluminación, tienen la capacidad de bajar el ancho de banda si es necesario, generar un mapa de calor o realizar un análisis de contenido de video, respaldada por estándares y certificaciones de los productos.

Las herramientas actuales permiten la autogestión de los recursos, es decir que un miembro del departamento de tecnología evite desplazarse para descubrir las necesidades reales y solventar cualquier incidente ante una falla; asimismo, muchos productos tienen la capacidad de integrarse con herramientas existentes en los negocios o de otras compañías, entre otros aspectos.

“Hay muchas aplicaciones, muchos de estos lugares necesitan saber qué está pasando. Las cámaras emiten una alerta para que los operadores tomen acciones correspondientes. Se puede aplicar a varias aplicaciones, por ejemplo en la casa, activa aires acondicionados, iluminación”, agregó Cheng.

En el caso de Vivotek, que es la unión de las palabras de video, voz y tecnología, existen diferentes opciones para interiores y exteriores, ojo de pez, switches de capa 2, y un equipo de respuesta ubicado en México para atender a la región centroamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *